El Deportista con Lesión del LCA, un Enfoque Sensoriomotor

El Deportista con Lesión del LCA, un Enfoque Sensoriomotor

La lesión del ligamento cruzado anterior, es un esguince o desgarro en ese ligamento, y es uno de los ligamentos principales de la rodilla, y comúnmente se lesionan en la práctica deportiva que implican paradas repentinas, cambios de dirección, saltar y volver a caer como es el caso del fútbol. Muchas personas escuchan o sienten un chasquido en la rodilla cuando ocurre la lesión del ligamento. El paciente o el deportista manifiesta sentir inflamación, inestabilidad y dolor al caminar o descargar peso.

Tratamiento en Lesión del Ligamento Cruzado Anterior

Según la gravedad de la lesión, el tratamiento sólo puede realizarse a base de descanso, reposo, ejercicios de rehabilitación para ayudar a recuperar la fuerza y la estabilidad, en otros casos puede llegar a ser quirúrgico y hay que reemplazar este tipo de lesión que mantiene al jugador fuera de la cancha y en entrenamiento por periodos de tiempo, también posee una tasa elevada de recidiva a su vez de la pierna contralateral, el riesgo se ve más en adultos en un 15%, un 23% de este tipo de lesión se presenta en menores de 25 años y en cuanto al RTP (retorno al juego ) de manera prematura aumenta el riesgo de lesión al 26%.

Existen muchas variables neuro científicas  dentro de esta lesión que muy poco se conocen y no se tenían en cuenta y esto está relacionado con la evidencia, la cual nos dice que después de cierto tiempo el jugador sigue presentando algunos déficits, que pueden ser la fuerza, la flexibilidad, estabilidad, la influencia de factores intrínsecos y extrínsecos también forman parte de lo que ocurre en el deportista posterior a la lesión.

Por ende cuando se habla de una lesión articular hablamos también de estabilidad articular y de las características que esta posee ya que de manera pasiva encontramos que esta se encuentra relacionada con los ligamentos, cápsula articular y meniscos, de manera pasiva tenemos a los músculos y la transmisión de fuerza que este ejerce sobre el tendón, así pues que si existe alguna falla entre algunos de los elementos pasivo-activo tenemos más riesgo de lesión.

 

De lo anterior se desprende una interrogante ¿Cómo una lesión puede conducir a cambios neuroplásticos en el SNC y alteraciones en el control motor? Partimos de una base, la cual es la rotura del ligamento, que va a llevar a una alteración de la señal, es decir, el proceso quirúrgico que es producto de la lesión, ahora bien existen mecanorreceptores que están en las fibras de colágeno que hacen contacto con las vías aferentes que llegan al SNC, pero esa información se ve alterada cuando se produce la rotura y a su vez  repercute a nivel medular y cortical donde ya la información que esa rodilla llevaba al cerebro no es la misma.

 
Este artículo pertenece a medicina deportiva, sport, rendandprev

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics