En qué consisten las cefaleas: dolor de cabeza

Se ha comentado que la columna cervical se considera como motor para generar cefaleas o dolores de cabeza. Anatómicamente se han demostrado conexiones entre las raíces cervicales altas y el nervio trigémino, planteando la idea de que la columna cervical puede desencadenar el origen de aparición de un dolor de cabeza.

¿Qué es?

El dolor de cabeza o cefalea es la forma más común de dolor en los humanos. Se puede presentar de manera esporádica o de manera crónica, siendo éstas últimas bastante desesperantes para la persona (afortunadamente es muy bajo el porcentaje de que una cefalea se convierta en un problema grave de salud).

Cualquier alteración en el patrón o la naturaleza de un dolor de cabeza podría ser el síntoma de un problema más grave, teniendo que asistir al fisioterapeuta para que trate el mismo.

Causas del dolor de cabeza

Existen diferentes causas y factores que influyen en el desencadenamiento de estos síntomas que generan las cefaleas o dolores de cabeza. Aquí mencionamos algunas:

  • Cuando existe una contracción o tensión excesiva de los músculos del cuello y del cuero cabelludo, pudiendo ser respuestas por estrés, depresión, un traumatismo craneal hasta por ansiedad.
  • Alguna actividad en la que se mantenga la cabeza en una sola posición prolongada en el tiempo, puede ocasionar dolor de cabeza.
  • La irritación de determinadas raíces nerviosas, como sucede en el caso de la Neuralgia de Arnold.

Síntomas de las cefaleas

Como sucede en las cervicalgias o en las dorsalgias, la cefalea es directamente el síntoma que se manifiesta en una persona cuando algo no anda bien en las estructuras del cuello, la cabeza, los hombros o la espalda. En cuanto a la intensidad y la frecuencia de un dolor de cabeza tenemos que:

  • La intensidad del dolor suele cursar de moderada a severa, y con frecuencia suele ser incapacitante para el paciente, teniendo que suspender sus actividades.
  • La frecuencia con que aparecen los episodios son variables, variando entre uno a cinco al mes.

Además podemos resaltar que:

  • En las neuralgias de Arnold, el dolor occipital es la principal característica a tener en cuenta. Inicia generalmente en la región posterior del cuello y el cráneo, siendo de carácter punzante y unilateral.
  • Puede existir una zona de hipersensibilidad, que al tocarla apenas puede provocar dolor y molestias.

Diagnóstico

La principal herramienta para diagnosticar la causa de un dolor de cabeza en estos casos es la entrevista con el paciente. Conocer el dolor, el origen, donde comienza y finaliza el mismo da algunas pistas de la ubicación de la alteración. Existen diferentes pruebas que se pueden realizar para esclarecer el diagnóstico, por ejemplo, como la estimulación de los Puntos de Arnold para una neuralgia de Arnold (que consiste en presionar determinadas zonas próximas a los nervios afectados, produciendo la punzada o un calambre en la zona),  o la palpación de puntos de gatillo en hombros o espalda (los puntos de gatillo de hombros o espalda suelen irradiar el dolor hacia la cabeza).

También se pueden realizar pruebas diagnósticas complementarias como una radiografía o una resonancia magnética de la columna cervical, para lograr identificar en los tejidos alteraciones como artrosis de las facetas o articulaciones cervicales, descartar sospechas de tumores, enfermedades vasculares, procesos inflamatorios de la columna y tejidos blandos, entre otros.

Tratamiento fisioterapéutico

Se emplea la terapia manual y otras medidas fisioterapéuticas para obtener mejoras en la disminución del dolor tanto específico como el irradiado para obtener la recuperación funcional en el paciente de la manera más conveniente posible.

  • La osteopatía es una técnica eficaz para las cefaleas y migrañas.
  • El uso de la punción seca en determinados músculos cervicales para ayudar a disminuir los puntos de gatillo que suelen ser dolorosos, también para tratar los puntos gatillo, se pueden usar técnicas como la compresión isquémica para la disminución de la sensibilidad dolorosa en el mismo.
  • Aplicar técnicas miofasciales de inducción suboccipital, para traer una liberación de la restricción fascial de la región comprometida.
  • La aplicación de la terapia craneosacral es muy favorable para aliviar los problemas de dolores de cabeza, ayuda a palpar y reacomodar los huesos del cráneo, brindando mayor circulación y libera la presión existente sobre los nervios.
  • Las movilizaciones pasivas intervertebrales, las manipulaciones de las vértebras, también ayudarán a disminuir el dolor y corregir algunas alteraciones biomecánicas del complejo articular del cuello con relación al cráneo y el occipital, también beneficiando en los cambios posturales para que sus efectos pueden durar a lo largo del tiempo.

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics